El potencial de Panamá para abastecerse de energía mareomotriz es increíble al ser la capital del mundo con las mayores mareas

Una de las cosas que más me gustan de vivir en Panama City es tener el mar cerca. Hay muchos días que al salir del trabajo, a pesar del calor, prefiero volverme a casa dando un paseo al lado del mar por la cinta costera, el paseo marítimo que bordea toda la bahía. Un día, mientras paseaba, me pregunté cuántas ciudades en el mundo tendrán unas mareas tan pronunciadas como Panamá. Para los que no lo sepan, las mareas en el Pacífico panameño son increíblemente altas, haciendo que la Bahía de Panamá tenga una apariencia totalmente distinta en marea alta y marea baja. A continuación, podéis ver un time lapse que hice recientemente con la diferencia de mareas en el Casco Viejo de Panama City:

El caso es que mi duda se quedó ahí hasta que hace poco me puse manos a la obra. Primero busqué todos los países cuya capital está en la costa (marcados abajo en azul) y me puse a mirar la marea más alta y baja de 2020 de cada uno de ellos. En la imagen de abajo podéis ver el top 10. Lo primero que me sorprendió es que no hay tantos países en el mundo cuya capital está en la costa, algo más de 60. Lo segundo, es que cinco capitales de ese top 10, se encuentran en la misma latitud que Panamá; de hecho, 3 de ellas están en el Golfo de Guinea (si quieres saber la relación entre el golfo de Guinea y Panamá, mira este artículo en el que hablo de los plátanos guineos). Pero lo que más me sorprendió es que mi sospecha se confirmaba: ¡Panamá es la capital del mundo con la mayor diferencia de mareas!

Capitales con la mayor diferencia de mareas

Las mareas más altas de Panamá en 2020 se dieron los días 9 de Abril y 18 de Octubre, ambos con una diferencia entre marea alta y baja de más de 6 metros (aunque la media anual fue de unos 4m). Por supuesto hay sitios en el mundo que tienen mareas más pronunciadas, pero por lo general no suelen estar cerca de poblaciones muy habitadas. Por ejemplo, las mayores mareas del mundo se encuentran en la Bahía de Fundy, en Canadá (llegando hasta los 16 metros) y en Turnagain Arm, en Alaska (llegando a los 12 metros).

No sé si este dato te sorprende o no, pero a mi al trabajar en el sector de la energía, la primera pregunta que me vino a la cabeza fue ¿y por qué Panamá no explota la energía mareomotriz? Para quien no lo sepa, este tipo de energía básicamente utiliza el movimiento del agua debido a las mareas para producir energía. Sin ponernos muy técnicos, consiste en crear una “presa” que al llenarse durante la marea alta y vaciarse en marea baja cada 6 horas, hace girar unas turbinas, las cuales producen energía. Es decir, es como construir una presa/laguna en una bahía, que en lugar de llenarse con el agua de lluvia, se llena con el movimiento de las mareas.

La gran ventaja de esta energía es que, al proceder de las mareas, es renovable, limpia e inagotable. Pero, sobre todo, y en esto gana a la solar y eólica: es predecible y acumulable ya que las mareas suben y bajan cada 6 horas todos los días. Sin embargo, no siempre podemos saber cuándo va a llover o salir el sol, cuando va a soplar el viento, etc… Eso sí, esta tecnología requiere una inversión más alta que sus “hermanas” solar y eólica pero una vez instalado, “se paga solo”. A continuación, os dejo un esquema de cómo funcionan este tipo de plantas:

¿Cómo funciona la energía mareomotriz?

De hecho, me recuerda mucho al modo en el funcionan las exclusas del Canal de Panamá…bueno, cambiando de tema y hablando de mi vida, desde hace un tiempo, estoy aprendiendo a hacer KiteSurf en Punta Chame… Espera, ¡espera! Que te cuento esto por un motivo… Este lugar Chame, punto de encuentro para “kiters” y “surfistas”, es una península ubicada a una hora y pico de la ciudad.

A un lado de la península se encuentran los lugares con olas para hacer surf y al otro lado, el área con vientos fuertes para hacer kitesurf. Para los que estamos empezando a hacer Kitesurf, se agradece que el agua esté lo más calmada posible, pero hay veces que en Punta Chame hay algo oleaje que dificulta el aprendizaje. “Sería ideal que pusieran un rompeolas al final de la península” pensaba un día en el que me estaba costando especialmente mantenerme en la tabla. Y hoy, se me ha encendido la bombilla para juntar ambas ideas:

¿No sería una buena solución construir una planta de generación mareomotriz en Punta Chame?

Tomando como referencia una de las plantas de este tipo en Corea, el proyecto consistiría en construir una barrera (causeway) de unos 8km que cerrase la bahía y formase una especie de laguna. Debajo de ese causeway, se instalarían las turbinas que veíamos anteriormente y producirían energía 100% limpia. Potencialmente, si se compran suficientes turbinas, se podría generar más del 5% de la energía consumida en el país. Además, el área de kitesurf quedaría protegida de las olas, pero el área de surf se mantendría intacta. Encima de ese causeway, se podría construir una carretera (que permitiría reducir ligeramente el tiempo de llegada a Punta Chame) o zonas de paseo y recreativas.

Generación mareomotriz en Punta Chame

Además, creo que la afectación a los manglares de la Bahía de Chame sería mínima considerando que las mareas es un proceso que existe de forma natural actualmente. El proyecto únicamente aprovecharía ese proceso para generar energía. A continuación, os dejo un esquema de cómo sería el proceso de construcción y cómo acabaría funcionando.

Fuente: youtube

Aunque se trate de una idea loca, creo que Panamá podría ser energéticamente mucho más eficiente y tiene el potencial para ello…y eso que no hemos hablado del potencial geotérmico para aprovechar energía del calor interno de La Tierra como hace Costa Rica… pero eso ya otro día…

PS: Si algún día se decide hacer este proyecto o uno parecido, ¡llamadme!

Que sube, sube la marea!

Navegación de la entrada


2 comentarios en «Que sube, sube la marea!»

  1. Todo gran proyecto empieza por una idea y estoy segura que a más de uno le hará pensar en tu propuesta como una posibilidad de desarrollar este tipo de energía mareomotriz considerando nuestras condiciones. Ahora bien, lo que más me gustó de tu post es que, para los que no somos técnicos y desconocemos de su viabilidad, nos seduce solo el hecho de que se podría construir una carretera que acorte considerablemente el largo trayecto que supone llegar a uno de los lugares más turísticos y agradables que tiene Panamá, cerca de la ciudad. Ya allí, el proyecto tendría muchos seguidores con deditos arriba y, si a eso le sumas la posibilidad de mejorar uno de los atractivos que más atrae a nacionales y extranjeros a ese lugar, amantes del desafío de dominar las olas, WALAA!!!! tienes una gran aceptación por parte del público de interés por esas áreas y sus características. ¡Ojalá! veamos materializada una propuesta como esta algún día pero no lo dejaría allí, escribe una propuesta a entidades técnicas como ETESA. Los sabios saben escuchar las grandes ideas y tienen las herramientas para ver su viabilidad y potencial.
    Abrazos mi apreciado Carlitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *